Posteado por: angeleshermosillo | 31 julio 2009

Volantes

CARAVANAFLORES

Anuncios

Responses

  1. 9 horas!… 😦

    Estoy en mi trabajo y no puedo ir… Pero saben que los apoyo incondicionalmente.

    Esperemos pronto se encuentren las respuestas a tantas preguntas y a tanta negligencia.

    Reciban mi apoyo moral por esta caravana!

  2. http://www.exonline.com.mx/exparallevar/especiales/guarderiaABC/

    Entrar a la pagina donde viene cronica del suceso de la guarderia

  3. 10 June 2009 Por Axel Woolfolk

    La tristeza es palpable, el enojo es comprensible y la indignación es necesaria. Las llamas que consumieron a esa guardería han consumido el pesar de muchos Mexicanos. Llamas fuertes que ponen al descubierto la vulnerabilidad de la sociedad. Llamas de un país que sufre.

    Primero viene la tristeza. La inocencia de las víctimas, el dolor de los familiares, la confusión de la comunidad, todo se ha juntado en un llanto que no cesa. El porque, el cuando, el quienes, el como fue, todo se ha suplantado por un suspiro colectivo de incredulidad y de pena. En verdad no es justo, pero la tristeza y la justicia son polos opuestos. Y la solidaridad de la comunidad se ha convertido en una lluvia de alivio. Se han unido en sus pensamientos, en oraciones y en condolencias. Se unen como lo hace el mexicano, frente a una nueva llama adversa.

    Y luego viene el enojo. Un enojo que debe ser comprendido. ¿Como es posible que tal haya sucedido? ¿Quien se hace responsable? Y mientras más se indaga mas se descubre la realidad detrás de tan abominable evento. Tráfico de influencias, instalaciones en mal estado, desatención y un negocio lucrativo para los dueños. El enojo es comprensible. Algunos preguntan si las casas de los dueños estan en las mismas condiciones que la guardería. Por supuesto que no, contestan. El enojo en contra de una “socialité” Hermosillense que no despierta a la realidad de sus miembros. Un fuego del que no se ven culpables, familias arraigadas en el poder de la influencia y el dinero. Todo prendido en una tragedia de proporciones nunca antes vistas. Una sociedad Hermosillense al descubierto.

    Finalmente la indignación necesaria. Hay que abrir los ojos a la comunidad en la que se vive. A las condiciones de una separación de clases inhumanas. De una elite que avienta a la población cualquier cosa y saca lucro de ello. La guardería estaba en pésimas condiciones, de eso no hay duda. Pero lo peor no es la desanteción sino la manera criminal en que han hechado cenizas a la verdad. En que los compadrazgos salen a relucir y en que la política vence a la decencia humana.

    Debe haber indignación, es necesaria porque sin ella se corre el riesgo de la indiferencia. Y ahí con la indiferencia, las tristes llamas consumen a un país entero.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: